El Asesinato de Kennedy

Todos los libros que busques

Las Teorías de Conspiración

"Ninguna actividad puede atravesar el espacio y el tiempo y no dejar una huella"

Coronel Oleg M. Nechiporenko, ex-oficial de inteligencia de la KGB


1.- Introducción

    1.1     El nacimiento de las teorías sobre conspiración.

    1.2     Los primeros críticos de la versión oficial.

    1.3     Los años 70: el pueblo norteamericano abre los ojos.

    1.4     La situación actual.

2.- Inconsistencias de la versión Warren.

   2.1     Principales errores.

    2.2    Testimonios descartados.

    2.3    Pistas sin investigar.

    2.4    Hallazgos posteriores de los investigadores.

3.- Entrando en materia: quien y porqué.

    3.1    ¿Cuantos tiradores en Dealey Plaza ?

    3.2    Los posibles patrocinadores y sus motivos.

        3.2.1    Lyndon B. Johnson.

        3.2.2    J. Edgar Hoover y el FBI.

         3.2.3    Inteligencia: La CIA y la ONI.

        3.2.4    La ultra-derecha y los magnates de Dallas.

        3.2.5    La Mafia.

        3.2.6    Fidel Castro y los Soviéticos.

4.- La cobertura del complot

    4.1    Maniobras de distracción.

    4.2    Las muertes convenientes.

 


1.- Introducción

1.1 El nacimiento de las teorías sobre conspiración.

Cuando en 1964 se publicó el Informe de la Comisión Warren sobre la investigación del asesinato de John F. Kennedy los norteamericanos experimentaron una gran sensación de alivio. Siete grandes hombres del pais habían determinado que la tragedia acaecida en Dallas había sido la obra de un demente comunista desquiciado en su afán de notoriedad y, por lo tanto, todos los rumores que circulaban sobre la posibilidad de que se hubiese tratado de una acción bolchevique para provocar la guerra o una "sustitución encubierta" del poder eran falsos. La democracia estaba a salvo e inmaculada. La prensa norteamericana alabó hasta la saciedad el informe, recalcando la minuciosidad y el duro trabajo realizado por la Comisión.

cwarren.jpg (27290 bytes)

La Comisión Warren

En Europa el informe también fué recibido con interés. En el Reino Unido y Alemania no se exponen reservas. Tampoco las tienen los paises nórdicos. En España, Bélgica y Austria existe un poco de excepticismo y se piensa que la Historia dará las verdaderas respuestas. Pero es sobre todo en Francia donde el periódico Paris-Presse indica "...el informe sin duda convencerá a la gran masa de estadounidenses. Pero los franceses no creemos en todo esto por la sencilla razón de que es increible". Asimismo Le Figaro señala "las lagunas y contradicciones y las declaraciones difíciles de creer del Informe Warren". L'Humanité titula "Las verdaderas preguntas siguen sin obtener respuesta". En la Unión Soviética no se cree en absoluto la versión que cuenta el informe.

El gobierno norteamericano se preocupa y mucho por estas reacciones en distintas localizaciones del globo. ¿Como puede ser que no tome el mundo en serio a una comisión del prestigio de la Comisión Warren? se preguntan. Antes de que se den cuenta, varios periódicos y medios de comunicación del viejo continente publican entrevistas con testigos de la tragedia que contradicen lo expuesto por la Comisión. Incluso algunos testigos principales, como el Gobernador de Texas John Conally se alza en contra de la versión oficial al declarar incansablemente que él está seguro de que fué herido por una bala distinta de la que hirió a Kennedy. Comienzan a analizarse testimonios que han quedado fuera de la consideración de la Comisión. Comienza a debatirse publicamente el Informe: no tiene indice, no están todos los testigos, las conclusiones se basan en testimonios elegidos de manera selectiva, etc... El informe acaba de ser publicado y ya ha comenzado su acoso y derribo por los escépticos. Definitivamente el gobierno está sorprendido.

Gerald Posner, el actual adalid de los partidarios de la teoria del "asesino solitario" explica este fenómeno en su libro "Case Closed", afirmando que las teorías de conspiración nacieron de la nada el mismo dia de la publicación del Informe Warren, debido principalmente a que para un pueblo como el norteamericano le es muy dificil aceptar que el querido, carismático, inteligente y triunfador lider de occidente pueda ser asesinado por un individuo menor, un ser imbécil, fracasado incluso en su matrimonio y encima comunista. Es por esto que el pueblo tuvo la necesidad de creer en la existencia de una conspiracion que explicara semejante tragedia al igual que necesita creer en un Dios superior para explicar su presencia en el mundo.

Otros estudiosos dan una explicación más sencilla: las teorías de conspiración nacieron cuando alguien leyó con detenimiento el informe y recabó en sus numerosas incongruencias y contradicciones.

Los comisionados se defienden de las acusaciones indicando que han trabajado contra reloj (Johnson quería que el informe viese la luz antes de las elecciones), que no han podido seguir algunas pistas, aunque se mantienen inamovibles respecto a sus conclusiones. Sólo poco tiempo después algún miembro de la comisión, en concreto el Congresista por Luisiana Hale Boggs, expresa sus reservas por los métodos empleados por el FBI, al que acusa de emplear tácticas propias de la Gestapo para con los testigos durante la investigación, y muestra sus dudas respecto a la "teoría de la bala mágica" (véase "El Film de Zapruder" en estas mismas páginas). El pequeño avión del congresista desaparece misteriosamente en 1972 cuando volaba sobre Alaska y su cuerpo no fué nunca encontrado.

Es lógico llegados a este punto pensar que la solución planteada por la Comisión Warren fué una solución política idónea para un momento determinado: tranquilizar a la opinión pública antes de las elecciones con el anuncio de que Oswald fué el único responsable. La Comisión pues encontró simplemente lo que iba buscando (o lo que le encargaron que encontrara): que Oswald era el culpable.

boggs.jpg (4494 bytes)

Hale Boggs

1.2 Los primeros críticos de la versión oficial

Para mediados de 1965 ya había nacido toda una primera "generación" de críticos del Informe Warren, los que más adelante serían llamados pro-conspiracionistas. Entre estos pioneros de las teorías de conspiración cabe mencionar a:

- Mark Lane, un eminente abogado de Nueva York que comenzó a criticar a la Comisión ya en 1964 antes de que el informe viese la luz. Representó a la madre de Oswald, Marguerite, ante la Comisión Warren y solicitó poder defender al fallecido Lee Harvey Oswald ante la misma, lo cual le fue denegado. Publicó en 1966 el libro "Rush to Judgement".

- Harold Weisberg, investigador del Senado que pleiteó con el gobierno y consiguió desclasificar numerosos documentos de la policia de Dallas, el FBI y la CIA basándose en el "Acta para la Libertad de Información" de los EE.UU.

- Josiah Thompson , investigador y escritor autor de "Seis Segundos en Dallas", uno de los primeros trabajos escritos sobre la posibilidad de varios tiradores en Dealey Plaza.

- Sylvia Meagher, autora del famoso libro "Accesories After the Facts" el cual, además de ser una feroz crítica al trabajo de la Comisión Warren, es el único indice de recursos, nombres y datos de los 26 volúmenes del informe y las audiencias, ya que a la Comisión se le "olvidó" incluir un índice de su trabajo.

En 1967 el fiscal de Nueva Orleans Jim Garrison hace pública su investigación sobre el asesinato de JFK (véase "La Investigación de Jim Garrison" ) y da un enorme impulso a los partidarios de la teoría de la conspiración. De todo el pais surgen voluntarios que apoyan a Garrison (el propio Mark Lane se une a él). Aunque Garrison pierde el juicio contra Clay Shaw consigue que la opinión pública tanto norteamericana como mundial tome conciencia de las incongruencias de la versión oficial y da una repercusión internacional al caso.

Tras la derrota de Garrison y durante unos años el fervor pro-conspiracionista decae. Todas las investigaciones parecen llegar a un callejón sin salida: el gobierno es infranqueable, el sello está puesto a la versión oficial y Johnson enterró los documentos clasificados del caso hasta el año 2039. Parece que no hay salida. Los críticos de la versión oficial se resignan.

1.3 Los años 70: El pueblo americano abre los ojos.

En 1972 estalla el escándalo Watergate. Por primera vez en su historia el pueblo estadounidense se da cuenta de que sus gobernantes les mienten. Es una época negra en la que los titulares de prensa no pueden ser más alarmantes: compra de votos y espionaje electoral en la Casa Blanca, escádalos financieros del partido republicano, la CIA implicada en derrocamientos de gobiernos extranjeros, en asesinatos de dirigentes de terceros paises, corrupción en los contratos de la guerra de Vietnam,...

El norteamericano piensa que no puede ser, que debe ser una pesadilla. Ellos son los buenos, la "luz de occidente" y su gobierno no puede estar actuando de esta manera. Mira hacia el pasado y se pregunta cuando comenzó todo esto. Cuando comenzó a existir este "gobierno en la sombra" totalmente desbocado que ahora sale a la luz. Y recuerda los prometedores primeros años 60, con Kennedy en la Casa Blanca y un futuro prometedor, y se da cuenta que desde el asesinato de JFK todo, absolutamente todo ha ido a peor.

Entonces resurgen las dudas. El pueblo comienza a creer que los políticos no son tan buenos ni tan nobles ni el sistema en tan inmaculado. ¿Que le ocurrió REALMENTE a John Kennedy?

En 1976 las encuestas demuestran claramente que el 80% de la población estadounidense cree que JFK fué asesinado como resultado de algún tipo de conspiración y que Lee H. Oswald no solamente pudo haber tenido un complice sino que además puede que fuera totalmente inocente. La presión popular obliga al Congreso en 1977 a crear un "Comité de la Casa de Representantes para Asesinatos" (House Selected Committe for Assassinations o HSCA) para esclarecer nuevas evidencias aportadas al caso por los ahora eufóricos partidarios de las teorias de conspiración (véase "La Inverosímil teoría de la HSCA").

En 1978 el comité declara en su informe final que "probablemente John F. Kennedy fué asesinado como consecuencia de una conspiración". Esta es la actual versión oficial, mal que les pese a los partidarios de "asesino solitario".

1.4 La situación actual

Tras unos años 80 un tanto tranquilos después del veredicto de la HSCA, los años 90 comenzaron con un nuevo impulso dado por la aportación de Oliver Stone con su film JFK de 1991. El caracter de super-producción con estrellas de Hollywood de este film claramente orientado a favor de la teoría de la conspiración (no en vano refleja la investigación de Jim Garrison) ayudó a difundir el mensaje por todos los rincones del mundo y su notable éxito dió un empujón de nuevo a los incansables críticos de la versión de la Comisión Warren (ya no más la versión oficial tras el dictamen de la HSCA).

En 1992 y de nuevo ante la insistencia de la opinión pública otro comité se formó para desclasificar documentos concernientes al asesinato de JFK, Robert F. Kennedy y Martin Luther King. En el caso de JFK el objetivo principal era analizar la evidencia médica (uno de los puntos más oscuros del caso). Se trata de la ARRB (Assassination Records Review Board, o Mesa para la Revisión de Documentos sobre Asesinatos). Sus conclusiones no han aportado nada nuevo hasta el momento.

 

Actualmente en preparación:

2.- Inconsistencias de la versión Warren.

3.- Entrando en materia: quien y porqué.

4.- La cobertura del complot.

Copyright © A.M.E. 1999


Volver a Las Teorias

Volver al Menu


In Association with Amazon.com
Esta página distribuye a los usuarios parte de los ingresos que genera por el uso que hagas de Internet (compras, viajes, búsquedas, etc.).