El incidente Walker y la manipulación de pruebas.
 

    El General Edwin A. Walker era una extraña figura tejana. Nacido en 1909, estuvo al mando de la 24ª División del ejercito estadounidense estacionada en Alemania Federal hasta que fué cesado en 1961 por distribuir propaganda ultra-derechista entre sus tropas. Llegaba a decir que el propio gobierno estadounidense "se habia vendido al comunismo".

    Convertido en civil, se estableció en Dallas donde era bien conocido en los ambientes ultra-derechistas y racistas de la ciudad. Se dedicó a ir de aquí para allá dando discursos y mitines fascistas convirtiéndose rápidamente en una muy controvertida figura. Mantenía contactos con la John Birch Society, los Minutemen y otros grupos paramilitares de la ultra-derecha. En 1962 llegó a presentarse a las elecciones para Gobernador de Texas, perdiendo contra John Conally.

    Poco después de perder las elecciones, hacia Septiembre de 1962, se vió involucrado en unos incidentes en la Universidad de Oxford, Mississippi, junto a un grupo que intentaba impedir el acceso a esta universidad de John Meredith, un hombre de color miembro de las Fuerzas Aéreas al que el Tribunal Supremo de los EE.UU. había reconocido el derecho a estudiar en la segregacionista universidad. Los incidentes acabaron en actos violentos y a raiz de aquello, el Fiscal General de los EE.UU. Robert Kennedy ordenó el ingreso temporal de Walker en una institución mental.

    El 10 de Abril de 1963 aproximadamente a la 21:30, el General Walker se hallaba en su casa cuando un disparo pasó a través de la ventana y rozando su cabeza fue a incrustarse en la pared.Walker denunció el suceso y debido a su popularidad rápidamente el hecho saltó a los periódicos.

    La policía no fue capaz de dar con el autor del frustrado atentado, ya que no existían pistas y los pocos testigos no podian aportar ningún testimonio contundente en que apoyarse para investigar, por lo que la investigación llegó a un punto muerto del que parecía no haber salida sin que se hubiese encontrado al culpable.

    Cuando Oswald fue detenido, el FBI se apresuró a ir a casa de Ruth Paine, donde Marina Oswald estaba viviendo y donde, en el garage de la casa,Oswald solía guardar sus pocas pertenencias. Allí, entre las pertenencias de Oswald,  los agentes del FBI encontraron esta fotografía de la casa del General Walker.

walksinm.jpg (35816 bytes)

    Esta fotografía claramente implicaba a Oswald en el atentado contra Walker. Imaginemos la situación: Oswald ha disparado contra el Presidente, contra un agente a sangre fría , es un comunista declarado y además tiene una foto de la casa del General Walker, un hombre de extrema derecha que hace poco sufrió un atentado, en su poder. Está claro que el FBI habia resuelto el irresoluto caso del atentado contra Edwin A. Walker de un plumazo. Pocas veces en la historia de las policias mundiales se hallará un caso con tanto golpe de suerte seguido a favor de los agentes de la ley. ¡En menos de 3 horas han resuelto tres casos!.

    La implicación de Oswald se vió reforzada cuando su mujer, Marina, declaró al FBI que su marido le habia enseñado hacia mucho tiempo la foto de la casa de Walker, y, que si bien ella no estaba segura, creía que su marido bien podría haber realizado el frustrado atentado. Esta declaración disipó todas las dudas y Oswald fue cargado con la culpa, una vez más.

    Hasta aquí el caso era indudable. ¿Quien se atrevería a decir, en base a las pruebas y declaraciones, que Oswald no era culpable?. Su propia esposa lo habia declarado, poseía un rifle con el que pudo realizar el disparo contra Walker y además apareció la fotografía. Para más inculpación, la fotografía tenía la matrícula del coche recortada, para evitar que pudiera reconocerse. Esto también denotaba la culpabilidad de Oswald, ya que si era inocente, para que recortar la matrícula del coche de la fotografía?.

   Si bien Marina Oswald declaró que creía que su marido era culpable de este atentado, hemos de recapacitar sobre el claro hecho de sus circunstancias personales. Marina y Oswald tenian problemas conyugales, esto es bien sabido. Imaginémonos por un momento que somos Marina Oswald: es una inmigrante de la Unión Soviética a la que los EE.UU. han dado una oportunidad. Su marido, con el que prácticamente no le unía nada, está acusado de matar al Presidente de los EE.UU. y a un policía. Tiene dos hijos y corre el riesgo de que si no colabora será deportada de vuelta a la URSS. El FBI la presiona un poquito y..... Marina declara lo que haga falta.

    Pero no todo iba a ser tan fácil. Cuando a Marina le enseñaron la foto de arriba, ella declaró que  nunca había visto el agujero en la foto, que Lee se la enseñó, de acuerdo, pero que no había ningún agujero en ella. Recordaba claramente como se podía leer la matrícula del coche. La policía pensó que Lee le habría recortado la matrícula después de enseñarle la foto a su esposa y asunto concluido.

    Fué sin embargo años mas tarde, en 1969 cuando se supo la verdad del asunto. El Jefe de la Policía de Dallas, Jessy Curry escribió sus memorias, y en el libro se puede observar una foto tomada por la policía de Dallas en casa de Ruth Paine con las posesiones de Oswald. Esta es la foto:

walkconm.jpg (21206 bytes)

    Si nos fijamos un poco, lo primero que apreciamos en ella es que el automovil conserva la matrícula intacta. No hay ningún agujero en la foto.

    Por una parte tenemos a los investigadores críticos de la Comisión Warren, para los cuales esta foto es una demostración definitiva de que las pruebas fueron manipuladas. Además, este hecho es significativo en dos aspectos: primero hay que considerar que si esta manipulación flagrante se llevo a cabo con esta prueba ¿cuantas otras pruebas se manipularon sin que lo hayamos sabido?, y segundo, si Oswald hubiera sido llevado a juicio, probablemente su abogado no habría pasado esto por alto y habría declarado el proceso nulo por manipulación fraudulenta de las pruebas contra su cliente, luego no habría habido caso contra Oswald. Hay una tercera cuestión quizá más inquietante: si la foto se manipuló, quienquiera que lo hiciese se tomó muchas molestias y corrió muchos riesgos para eliminar la matricula del coche. ¿Porqué?. ¿De quien era el vehículo?. ¿Que más podía esconder esta fotografía?.

    Por otra parte los defensores de la teoría del "asesino solitario" afirman que lo que vemos en esta fotografía es un efecto óptico al ver a través del agujero de la foto el papel que hay debajo de ésta, por lo que no existe manipulación.

    Hasta el dia de hoy este asunto ha suscitado numerosos debates entre los LNers (partidarios de la solución del asesino solitario) y los CTers (partidarios de las teorías de conspiración). Como siempre en este asunto hay puntos en los que se puede apoyar cualquiera de las dos teorías y como siempre en este asunto no puede sacarse una conclusión clara y definitiva.

    En cualquier caso la suerte, una vez más, estuvo del lado de la policia y del FBI. Con Oswald muerto no habría juicio. Oswald no podría declarar respecto a la foto ni defenderse de las acusaciones. El FBI y la policía de Dallas no tendrían que responder a muchas preguntas que seguramente serían muy embarazosas. Jack Ruby, un mafioso, fué el mejor amigo de las fuerzas de la ley. La verdad dificilmente será conocida algún dia.

© A. Moreno. Dic-1998


Volver a Articulos/Opinión

Volver al Menu

Copyright © A.M.E. 1998-2009